26 / 04 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

El Cápac Ñan representa una de las obras de mayor envergadura ejecutada por los inkakuna. El Cápac Ñan representa una de las obras de mayor envergadura ejecutada por los inkakuna.

Infraestructura vial y sistema de comunicaciones en la época de los Incas

Publicado en Intercultural Escrito por  Abril 20 2017 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

En cuanto a la red vial, Alfredo Lozano Castro, investigador, señala que sin lugar a dudas, el Cápac Ñan representa una de las obras de mayor envergadura ejecutada por los inkakuna.

La implementación de este sistema vial como es el Cápac Ñan, según la historia, modificó sustancialmente la organización territorial interandina; el camino atravesaba de norte a sur, toda la región del Tawantinsuyu, conectándose con ramificaciones este – oeste y otras veces con tramos paralelos construidos según las necesidades y condiciones geográficas.
Las vía reales llamadas también Jahua – Ñan y Uru Ñan, por ser una alta y otra baja, atravesaban de norte a sur la Región Interandina; la baja se dirigía en parte por el callejón de las dos grandes cordilleras y en parte por las llanuras y costas bajas del mar, por lo cual era más prolongada.
La alta, que era la más breve y corta, se dirigía por encima de los montes de las mismas cordilleras; según Francisco de Gomara, citado por el padre Juan de Velasco, tenía algunas características.
“Lo que iba por la llanura estaba murada (de muro) por ambos lados, y era ancha, con fosas de agua y árboles plantados llamados molle. La que iba por los montes era la misma anchura, que era de 25 pies, cortada por las piedras vivas y fabricadas de piel y cal: porque cortaban los montes o levantaban los valles por igualar la vía”.

Administración
Sobre la extensa infraestructura vial, la administración inca estructuró un sistema de comunicaciones que posibilitaba el flujo de información a través del servicio de postas realizado por los chasquis, situado a lo largo de la red de caminos y cubriendo con sus movilizaciones todo el camino.
Las versiones de los cronistas en los que basa su investigación Lozano Castro dicen: “Tenían hechos los incas dos caminos reales que tomaban todo el largo del reino desde la provincia de Quito hasta el reino de Chile, que son 900 leguas, el uno por los llanos y costas de la mar; y el otro la tierra adentro por las provincias de la Sierra, desviado de la costa por unas partes, 30 leguas y por otras 50 o 60 más o menos, según la disposición de la tierra. Fuera de estos caminos, habían en diferentes partes otros cuatro o seis atravesados, de un lado al otro, del que cortaban los dos sobredichos…”.

La construcción de los tambos
Por otra parte, de tramo en tramo, cada fin de jornada o viaje se construyeron tampus, o tambos, depósitos que servían para descansar y aprovisionar de alimentos y vituallas a los viajeros. Dichos establecimientos según su jerarquía, estaban atendidos por los pueblos cercanos de la región, por donde pasaba el camino.
En la cabeza provincial o pueblos principales, donde habían gobernadores, existían depósitos de alimentos, ropa y otras cosas necesarias, producto de la recolección de bienes generados por las tierras designados para el efecto. Los depósitos eran de la misma extensión y figura que los tambos, sin más diferencia que los diversos destinos de las grandes casas en contorno de la cancha.
Los tambos y depósitos emplazados en el camino de forma sistemática, a distancias proporcionales, tenían en el módulo de la cruz cuadrada, el patrón de medidas que determinaban su ubicación correspondiente, e incluso el diseño de los espacios arquitectónicos.

Presentes
La forma que presentan los tambos en general, es cuadrada, cerrando una gran cancha, que tenía una pequeña torre en el medio; el contorno lo ocupaban varios caserones inmensos, de fábrica ordinaria y capaz de alojar a más de un centenar de personas.
De acuerdo con esta información desde Tumipamba, cabecera provincial de la región Cañaro, se pueden reconstruir los caminos que se dirigían a los cuatro suyus de la provincia. Dichos caminos eran: al noreste el camino que sale por Déleg y se dirige a Hatun Cañar. Al noroeste, el camino que pasaba por Sayausí y se dirige al Puerto de Bola.

Iniciar
Los vestigios de la red vial incaica se encuentran desde la parte norte, en el camino que viene de Achupallas, en un punto denominado Cuchisayana, el sitio está conectado con el Cápac Ñan, a través de un ramal.
Al lado oriental del camino, junto a unas apachitas (montículo de piedras en forma cónica), existe un conjunto de dos estructuras rectangulares con un pequeño patio o corral delantero que se asemejan a las viviendas de los chasquis, conocidas como chasquiwasi, más adelante, el camino cruza una quebrada, en donde se aprecian los muros de un pequeño puente.  (F). (El  Mercurio).

Inicia sesión para enviar comentarios

Últimos Tweets

 

 

Escrito por
Cambios radicales urgentes
Nuestro país, históricamente, ha tenido como males endémicos la corrupción, la violencia, el crimen, la inseguridad ciudadana, la pobreza, el…
Políticas para combatir la pobreza
La victoria contra la pobreza constituye uno de los grandes desafíos que puede enfrentar un determinado país.
Escrito por
La tecnología y el lenguaje
Uno de los debates más interesantes en la actualidad, es cómo el desarrollo tecnológico modula o modera el lenguaje que…
Escrito por
El día internacional del libro en la plaza de Santo Domingo
Nace el día 23 de abril como el «Día Internacional del Libro», porque supuestamente coincide con el fallecimiento de Miguel…
Escrito por
Intensificar al máximo la claridad del espíritu para consagrarlo al servicio del bien y la justicia
El poder electoral, debemos comprenderlo como la capacidad de parte de la población para ejercer su derecho a voto y…

Noticias por día

« Abril 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Edición digital