16 / 07 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

“Don Coqui”, 50 años conserva su despensa

Publicado en Personajes Escrito por  Marzo 24 2016 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

Aquí se venden los tradicionales rompenucas. El espacio se renovó.

 

En las calles Mercadillo y Olmedo, desde hace 50 años se conserva un negocio tradicional, se trata del “Micro Barcelona”, propiedad de Carlos Jorge Jaramillo y Santos Emiliana Vega Castillo. Ellos, a base de esfuerzo y sacrificio, lograron mejorar y renovar su despensa.

La amabilidad y el buen trato, características que lo destacan a “Don Coqui”, propietario del negocio, al momento de recibir a sus clientes. Tiene 75 años y aún tiene la vitalidad para seguir al frente de la despensa.

Primeros pasos

Carlos Jorge Jaramillo recuerda cómo nació la idea de abrir una tienda en Loja. Lo hizo pocos días de contraer matrimonio con Santos Emiliana Vega.

Con escasos productos de primera necesidad instauraron una pequeña tienda, en aquel entonces la competencia era mínima y utilizaban los tradicionales sucres, “todo era barato, se vendía muy bien”, comenta.

El lugar donde montaron su negocio era una casa de tierra y teja, arrendada, “yo fui poco a poco comprando a los herederos la casita”, explica.

Cuando se cambió la moneda en Ecuador de sucres a dólares, menciona Carlos Jorge Jaramillo, el golpe económico sacudió y Loja no fue la excepción, por ello conservar la tienda fue un trabajo que demandó bastante esfuerzo.

Pasión por Barcelona 

“Don Coqui” en sus años dorados fue un gran deportista, integrante del Club lojano “Las Américas”, por el amor a esta disciplina nació un sentimiento y pasión por el equipo ecuatoriano Barcelona.

Se considera un hincha a muerte del equipo canario, de ahí el nombre “Micro Barcelona” de su local. En la despensa se guarda con orgullo cuadros de los jugadores de Barcelona. 

Recuerda a grandes figuras como Carlos Morales, a el “Pollo Macías”, Spencer, Muñoz y otros, que dieron vida al conjunto amarillo.

Si alguien llega al micro no puede irse sin probar el deliciosa y refrescante rompenucas, cuenta Carlos Jorge Jaramillo, quien todos los días ofrece este vaso a 60 centavos. 

Gracias a la despensa “Don Coqui” y su esposa dieron a sus hijos el estudio, son tres profesionales en la rama de la Abogacía, Educación Básica y un egresado. (JMMG). (I).


 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Oswaldo  Guayasamín pintor contemporáneo del llanto, la ira y la ternura
Nació en Quito 6 de julio de 1919 muriendo en el año de 1999, de padre indio y madre mestiza.…
Escrito por
Educar para la felicidad
El 22 de mayo pasado falleció el conocido divulgador científico español Eduardo Punset, a los 82 años de edad. Su…
Procusto y el odio
Procusto también conocido como Damastes, es un personaje de la mitología griega, la representación más auténtica de la envidia y…
Escrito por
La obsoleta ética
El ejercicio profesional es parte de las múltiples actuaciones humanas, que a su vez están regidas por principios éticos que…
No ser cómplice de engaños
Es deber de patriotas el fortalecer el nivel de criticidad y de conciencia ciudadana para no ser cómplices de engaños,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital