17 / 07 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Procusto y el odio

Publicado en Columnista Julio 10 2019 0

 

Procusto también conocido como Damastes, es un personaje de la mitología griega, la representación más auténtica de la envidia y el odio.  Este personaje en su delirio de superioridad, pensaba que nadie podía superarle, por eso ningún otro ser en la tierra podía pensar diferente, sobresalir, ser hábil con algún talento o inteligencia.


 

El mundo se encuentra al revés, ese es mi argumento, porque somos tan diversos, tan diferentes e inversamente iguales ante la ley, porque hemos heredado la discriminación en la memoria colectiva y sin embargo, luchamos por la igualdad de derechos a la que queremos acceder y rechazamos que el otro tenga lo mismo. No obstante, debemos comprendernos para sobrevivir la compleja realidad.


Entender al otro diferente es una misión destinada a todos, pues estamos para realizarlo, sin embargo, no siempre se consigue. ¿Por qué es tan intrincado algo que aparentemente es sencillo? No hemos comprendido que esa opinión muy particular con molde crítico, termina siendo la opinión pública, y al (re)presentarse como tal, a la vez, toma poder y dice quiénes somos y cómo vivimos.


 

El destino de la mujer es sin duda una preocupación del gobierno, pues, en ella descansa no solamente la misión reproductiva, sino, la formación de los hijos y el bienestar del hogar como contribución nacional; de allí, que la preocupación es por la familia, ya que esta constituye la institución básica de la nación.


 

Entre lo admisible y lo posible existe una diferencia que es necesario indagar, en tiempos en que aparecen muchas voces bambalina, quizá agradables ante una audiencia ávida de novedad, sin embargo, la falta de análisis, nos puede llevar a apoyar y monumentizar el accionar equivocado de algunos actores sociales, que ciertamente, aparecen en la palestra, pretendiendo estar en la lucha, sin embargo, su posición individualista, deconstruye el sentido colectivo.


Las palmas de don Daniel

Publicado en Columnista Mayo 20 2019 0

 

Empiezo este comentario rememorando lo que era el barrio “Las Palmas”, este lugar emblemático para la ciudad de Loja, por el colegio que en realidad es un instituto técnico “Daniel Álvarez”, que ha formado a tantos jóvenes en esta localidad, a través del cual, la Fundación Álvarez ha desplegado una gran labor social.

La verdad es que esta zona de la ciudad de Loja, en otro tiempo, fue nombrada como barrio “Las Palmas”, porque en el predio que pertenecía a la Fundación Álvarez, existían dos árboles de palma, contiguas, imponentes, se convirtieron en un emblema que identificó al lugar donde estaban plantadas, eran de gran altitud, como la visión de los sacerdotes que dirigían la fundación.

Tan robusta como la palma, fue la visión gestora de progreso, así pues, el colegio que estaba en este sector, tenía especialidades no comunes con otros, las que más llamaban la atención eran la de “Agropecuaria”, “Electromecánica”, “Mecánica industrial”.  Grandes extensiones de terreno fueron parcelas en las que se enseñaba a los alumnos a cultivar la tierra, así como lo poderoso de las “Ciencias Naturales”, de esta misma manera, el colegio había dotado de laboratorios y talleres, para enseñar a los alumnos lo valioso de comprender la “Mecánica” de las cosas. 

Así, muchas generaciones de lojanos, egresaron de esta institución educativa con una experiencia técnica profesional, que les permitía mayores posibilidades de desarrollo, y así el barrio: “Las Palmas” fue famoso, pues se convirtió en una zona urbana de desarrollo, y tanto palmas como colegio fueron trascendentes para Loja; es decir, las palmas de don Daniel Álvarez, nos heredaron desarrollo.

En un espacio epocal, en el cual la tecnología no iba más allá de lo manual y que la mayoría de cosas eran de madera y metal, una formación mecánica resultaba verdadera estrategia, que dotaba al estudiante para enfrentar con solvencia la realidad de esa época; por otra parte, las ciencias agropecuarias son importantes para la humanidad, mientras la tierra sea tierra y el sol siga encendido.

Finalmente, las famosas “Palmas” ya no están plantadas en este barrio, el desarrollo urbanístico y la modernidad las reemplazó por viviendas, sin embargo, la marca permanece en la memoria colectiva de los lojanos, ¿cuántos profesionales estudiaron en la zona de Las Palmas? ¿Cuantos jóvenes para ir a la universidad, tomaban la ruta de Las Palmas? ¿Cuántos profesores trabajaron en la zona de Las Palmas? ¿Cuántas familias residieron en este lugar?  Hay historias que se graban como impronta en la memoria colectiva y que aunque ya no estén presentes son recordables.  Las palmas del colegio Daniel Álvarez, lo demuestran con claridad.(O).    

 

 

 

 

 


 

A pesar del discurso genérico hegemónico en Ecuador, que afirma que la vida está asegurada, hay realidades que ciertamente son ambivalentes, pero, a la vez discordantes con la esperanza, en una nación donde la Carta Magna es garantista de derechos, aunque tal garantía queda lejana al existir de la gente.  


 

Él es como su nombre, pues Cristian viene de christianus o seguidor de Cristo; y esto no es casualidad, tantos atributos en su carácter lo hacen digno de serlo. Dedico estas líneas a describir la acción de Cristian Cango Verdesoto, un líder de luchas sociales.


 

Posiblemente este breve comentario parezca más un retazo ficcional, pero no, es en sí una demanda y una explicación de cómo funciona lo que yo llamo el chivo metafórico y expiatorio.


Vulnerables

Publicado en Columnista Abril 15 2019 0

 

La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la inobservancia social de los derechos y la justicia.  Quien cae en vulnerabilidad sea ocasionalmente o de forma definitiva, tiene una sentencia social difícil de evadir.


Página 1 de 7
El consumo de alcohol
Hay una ordenanza que está en discusión en el Cabildo lojano y que tiene que ver con extender el horario…
Escrito por
Oswaldo  Guayasamín pintor contemporáneo del llanto, la ira y la ternura
Nació en Quito 6 de julio de 1919 muriendo en el año de 1999, de padre indio y madre mestiza.…
Escrito por
Educar para la felicidad
El 22 de mayo pasado falleció el conocido divulgador científico español Eduardo Punset, a los 82 años de edad. Su…
Procusto y el odio
Procusto también conocido como Damastes, es un personaje de la mitología griega, la representación más auténtica de la envidia y…
Escrito por
La obsoleta ética
El ejercicio profesional es parte de las múltiples actuaciones humanas, que a su vez están regidas por principios éticos que…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Edición digital