14 / 12 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

En la mayoría de los casos las víctimas esconden el hecho debido a intimidación o amenazas. En la mayoría de los casos las víctimas esconden el hecho debido a intimidación o amenazas.

Inocencia perdida: violencia sexual contra menores

Publicado en Reportaje Escrito por  Agosto 21 2018 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(1 Voto)

La Real Academia Española señala que el abuso sexual es un delito que consiste en la realización de actos atentatorios contra la libertad sexual de una persona. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) el 65% de casos de abuso sexual a menores de edad en Ecuador es cometido por familiares o personas cercanas, siendo las Zonas 4 y 7 las más afectadas por este mal.

Caso

En 1985 nació María José, (nombre protegido), quien actualmente tiene 33 años y es abogada en libre ejercicio. Narró que al cumplir 9 años salía de la escuela y un señor desconocido se le acercó, le dijo que se vaya con él porque sus amigas la estaban esperando; “en el camino me regaló caramelos, helados, entre otras cosas, luego pasó todo y es la parte de mi vida que prefiero olvidar”.

“Mis padres al conocer del hecho lo denunciaron ante la autoridad, detuvieron al sospechoso y fue sentenciado a prisión”. Dijo que recibió terapia por más de 5 años, porque sentía a cada instante la culpa, pensaba que por “vestir elegante” provocó al desconocido.

“Este hecho a pesar del tiempo todavía lo recuerdo, pero ahora les cuento a mis clientes como una experiencia amarga, con la finalidad que protejan a sus hijos, sean más amigos con ellos y puedan prevenir”, dijo.

Cifras 

En la cuenta de Twitter del Ministerio de Inclusión, Económica y Social (MIES), la ministra Berenice Cordero señaló que, en el país, existen 322 investigaciones penales en caso de abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes (NNA) acogidos en la entidad: 203 casos se encuentran en investigación o instrucción fiscal y 66 causas con información mínima e insuficiente.

Además, añadió que, según la ubicación geográfica, las zonas 4 y 7 presentan mayores cifras en cuanto a NNA acogidos por ser víctimas de violencia sexual con procesos en la Fiscalía.

En Loja, según el Departamento de Gestión y Actuación Procesal de la Fiscalía Provincial, desde enero con corte hasta el 16 de agosto, existen 173 casos denunciados por violencia sexual en todas las edades, donde están incluidos niños, niñas y adolescentes, siendo el cantón Loja el de mayor índice con 109.

Ley

Ana Namicela, abogada de libre ejercicio, señaló que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) en su artículo 170 sobre abuso sexual establece que: la persona que, en contra de la voluntad de otra, ejecute sobre ella o la obligue acto de naturaleza sexual, sin que exista penetración o acceso carnal, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

Para determinar esta sanción, el proceso investigativo durará un año, explicó la profesional del derecho.

El mismo código establece que, cuando la víctima sea menor de 14 años de edad o con discapacidad y a consecuencia del delito sufra una lesión física o daño psicológico permanente o contraiga una enfermedad grave o mortal, el responsable será sancionado con prisión de cinco a siete años; o si la víctima es menor de seis años, la sanción será de siete a diez años. Las indagaciones para su juzgamiento serán de 2 años. 

“La normativa es clara, pero los culpables deberían ser sancionados con penas más fuertes. Ellos robaron la inocencia de una niña, niño o adolescente y su castigo tendría que ser ejemplar para que no vuelvan a cometer actos abominables contra menores”, señaló Namicela.

Sociedad

Kati Armijos, psicóloga del Centro de Atención a Víctimas de Violencia de Género de la Fundación Espacios, mencionó que estos delitos en la provincia están arraigados porque la sociedad todavía no lo reconoce como un tipo de violencia y está naturalizada, especialmente en cantones fronterizos donde las familias, al tener desconocimiento, no denuncian por temor a que sus familiares vayan presos.

“Un ejemplo de la violencia es que existen familias formadas por sus propios parientes, por eso hay un alto índice de discapacidad en la provincia, porque los hijos son de los mismos consanguíneos. Además, el que vulnera mantiene el hogar y su acompañante piensa que se quedará sin el sustento económico tanto para ella y sus hijos, limitando con ello las denuncias”, citó.

Añadió que alrededor de un 30% de casos son desconocidos por las autoridades debido a que no son denunciados. Por ello, el MIES a través de la campaña “Ni una guagua menos” pretende prevenir y detectar estos casos de abuso sexual que están escondidos y darles solución.

Ayuda

Por su parte, Pablo Tapia, responsable de la Unidad de Salud Mental y psicólogo clínico de la Sala de acogida para víctimas de violencia familiar y delito sexual del Hospital Isidro Ayora, destacó las víctimas de estos delitos entran a la casa de salud por dos vías para su ayuda: consulta externa y emergencia. La primera, cuando son referidos por las instituciones judiciales o el delito ha sido hace tiempo y la segunda cuando el hecho es reciente, horas o días.

Los especialistas trabajan con los NNA en la parte psicológica (contención emocional) dialogando sin ser directivos en la conversación para que suelten las emociones debido a que han sufrido un choque fuerte y esconden ese dolor. “En los niños es fácil entrar a su vida porque son más expresivos a diferencia de los adolescentes, quienes pueden ocultar dichos problemas y un médico puede confundir entre un delito y síntomas propios de la edad”.

Indicó que en el 2017 hubo unos 20 casos que el hospital atendió, luego que pasaron las audiencias y ámbitos legales fueron referidos a la casa de salud.

En el 2018, han atendido varios casos aunque no se especifica una cifra. Lo más curioso de estas atenciones en este año, es que la mayor cantidad de pacientes, fueron de las zonas rurales, existiendo un ligero despunte de casos de violencia sexual, a diferencia de las zonas urbanas. Esto se debe a que están dejando el miedo y han empezado a denunciar, señaló Tapia.

La directora distrital del MIES Loja, Patricia Acaro, mencionó que a través de la Mesa de género, también ayudan en la articulación de casos, sin embargo, trabajan en campañas de prevención con el objetivo de minimizar o erradicar la violencia; capacitando a las familias, entidades cooperantes y servidores públicos para que los casos no queden en la impunidad.(I).(FJC).

______

La violencia sexual, si no es tratada a tiempo, puede llevar a una situación más grave como los suicidios o comportamientos agresivos en las víctimas.

En el 2018 en Loja, se han sentenciado a prisión a tres personas por violencia sexual contra menores.

_______

La Zona 7 y 4 son las regiones que tienen mayores casos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes.

El vulnerador por lo general siempre es cercano o de la familia.

El comportamiento de NNA que han sufrido violencia tiende a ser agresivo.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Columna: “Botella al Mar”
La vida y la libertad, siempre irán de la mano, las dos cohexisten pues, ninguna de las dos pueden ir…
Escrito por
Crisis Política Económica y Social
Por el derecho y la justicia social Es lamentable reconocer que a pesar de los esfuerzos aparentemente realizados por el…
Una cita con los versos de Cortez
Estamos en diciembre, último mes de un año que termina y el paso indetenible hacia un nuevo año que marca…
Concurso de relatos “Nuestras propias historias”
Para quienes trabajamos en el mundo de la academia y de la investigación desde el significado e impacto socio-educativo-cultural que…
Escrito por
Brumas sobre el abismo
"Las angustia del hombre en su vida, se posiciona en la pobreza, los odios raciales, los quebrantos por despotismos, la…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2014 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Edición digital