19 / 02 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

La privacidad y el anonimato, derechos digitales

Publicado en Tecnología Escrito por  Febrero 05 2015 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

Conforme nos desenvolvemos en entornos digitales, nuestra actividad va dejando rastros, trazas o pistas por los sitios en los que nos movemos.


Es relativamente fácil averiguar la ruta de un conductor, gracias a la información que se almacena en el GPS del vehículo; las visitas de un cliente al supermercado, gracias a las cámaras de vigilancia; o, los hábitos de consumo en un sitio Web de comercio electrónico, gracias a la información que entrega nuestro navegador a ese proveedor. Como si fuera poco, muchos usuarios ingenuamente alimentan información personal sensible en sitios Web propios y ajenos, incluyendo redes sociales y otros servicios. Desafortunadamente, si alguien quiere hacernos daño simplemente debe coleccionar cada dato personal como una especie de rompecabezas para obtener una panorámica completa de nuestra información.

La privacidad es un derecho
Tomar conciencia que debemos ejercerlo es el primer paso para empezar a proteger nuestra intimidad, algo que no conviene a muchos proveedores de servicios de Internet porque justamente lucran con nuestros datos. ¿Cuándo fue la última vez que revisaste la política de confidencialidad cuando entregaste tus datos personales a un sitio Web? ¿Tienes la certeza de que esa organización dará un buen uso, o al menos aceptable, a tu información sensible?
Por otro lado, una sociedad que se precie de valores democráticos y participativos necesita el anonimato, entendido como una garantía que permite expresiones políticas, de opinión, humorísticos, críticos o satíricos. El uso del anonimato no es un hecho aislado, sino una consecuencia debido a que no es posible o no es medianamente sensato utilizar otras vías para la expresión. Es un termómetro: mientras más trabas o amenazas se despliegan contra la libertad de expresión, habrá más frecuencia usando este recurso. ¿Valoramos el anonimato en función de la calidad de sus aportes? ¿Debe haber un uso responsable[1]?
En nuestro país, el caso de “Crudo Ecuador” en Facebook[2] y Twitter[3] citado por el Presidente Correa trae al debate el respeto de algunos de los derechos citados. La Asociación de Usuarios Digitales por su parte emitió un Manifiesto[4] que repasa algunos de los instrumentos jurídico-legales nacionales e internacionales, y enlista seis puntos para que los usuarios de Internet los tomen en cuenta.

Referencias:
[1] http://www.paolapullas.com/?p=953
[2] https://www.facebook.com/CrudoEcuador
[3] https://twitter.com/crudoecuador
[4] http://x.calu.me/1x71PIs

* “La privacidad y el anonimato, derechos digitales” por calú se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Inicia sesión para enviar comentarios
La política como modus vivendi
Cuando el fervor político está bordeando a su clímax; cuando el afán político partidista se enfatiza con caracteres de sublimidad,…
La intensidad del silencio para leer y escribir
El silencio siempre será útil para ahondar en infinidad de asuntos humanos que hay que reflexionarlos, pensarlos y sopesarlos lo…
Excesos masculinistas y violencia
A ellas se les hace natural vivir en libre esclavitud: el marido dice “la mujer mía”, “la mía” “mi mujer”,…
Iré a dar las utopías al río
Saliendo de este espacio epocal, como una expresión muy mía, quiero decir que iré a dejar las penas en el…
¿Cuáles son los desafíos de las próximas elecciones?
Cuando se habla de construir la democracia no podemos quedarnos en una parte del proceso o privilegiar un componente. Tenemos…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital