Imprimir esta página
Ketty Moreno, cantautora lojana quien falleció el viernes anterior. Ketty Moreno, cantautora lojana quien falleció el viernes anterior.

El legado musical de Ketty Moreno es recordado por sus amistades

Publicado en Ciudad Escrito por  Septiembre 11 2018 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

Como multifacética, sociable y de espíritu creativo, así recuerda Alicia Ochoa a la cantautora lojana Enriqueta Moreno, conocida como Ketty Moreno, quien falleció el viernes anterior.

No lo esperaba, comentó. Ahora solo queda el recuerdo de aquella mujer caracterizada por su amabilidad y extraordinario talento para crear y componer sus canciones. “Era una mujer multifacética, muy sociable y servicial, tenía una voz hermosa y sobretodo le encantaba escribir sus canciones, tenía espíritu creativo”.

Ochoa recordó pasajes de sus experiencias en el conservatorio y en la vida profesional en donde se relacionaron más debido a los compromisos culturales y musicales en los cuales ambas coincidían.

Recordó además que Ketty tenía una especie de restaurante en donde interpretaba sus canciones. Para Ochoa, era una artista completa, escribía poemas, canciones, luego ella misma las interpretaba y sabía tocar la guitarra. “Verla y escucharla era extraordinario”, dijo.

El perfil personal de Ketty en la red social Facebook recibió las múltiples expresiones por su fallecimiento. Fabricio Reyes escribió: “Su carisma y don de gentes así como su legado artístico hacen de Ketty un personaje cuya muerte es luto para la ciudad de Loja”.

Judith Ortega en cambio transcribió parte de una canción y dijo: “la canción que transcribo la escuché de su prodigiosa voz y desde entonces no me perdía ningún evento relacionado con ella, llámese el lanzamiento de un disco, una obra de teatro…”.

“Te fuiste a ser parte del coro de ángeles” escribió Teresa Castillo. Lucía Moreno en cambio expresó: “Se ha extinguido una estrella, pero su luz nos acompañará siempre, descansa en paz hermanita, fuiste la mejor”.

Autobiografía

Enriqueta Guillermina Moreno Tandasso nació en Loja en la parroquia El Sagrario, un día martes del mes de febrero de 1948. Su apellido fue inscrito así, con doble “s” por un lapsus de escritura. Así lo rememora en su autobiografía publicada en el libro “Buril de la Memoria, la investidura de la mujer contemporánea de Loja” de Susana Álvarez.

Recuerda desde que era niña. Incluso cuando su padre le enseñó a conducir vehículo a los 13 años, incluido el cambio de llantas, parchar el tubo de las mismas, pintar con brocha y hasta escuchar el sonido del motor.

Describe a sus padres como su mayor motivación. “Mis padres dejaron huellas indelebles y la mejor herencia fue habernos preparado con su ejemplo para enfrentar la vida como llega”.

Se describe como “inquieta y juguetona pero siempre fui alumna con buenas calificaciones”. Recuerda que su primera composición le presentó a Edgar Palacios cuando estaba en el conservatorio.

Durante su trayectoria ha recibido un sinnúmero de reconocimientos. El primero en 1980 cuando la Revista Hogar le entregó un trofeo como cantante revelación del año. Además otros como compositora, mujer destacada del arte. El último fue en 2017 por parte del Museo de la Música como cantautora y mujer de artes. (I).

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios