01 / 04 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Efemérides del jubilado

Valora este artículo
(0 votos)

Augusto Costa Zabaleta


Inefable e inexorable transcurrido un ciclo de vida, en un contexto de congruencias, y en una dimensión de tiempo, llegamos a la vejez, etapa culminante y preámbulo de una gama de circunstancias, virtuales positivismos, rubricados con características limitantes, por serias razones y vivencias sociales, económicas y de salud.

El adulto mayor sintetiza un santuario del credo del amor, de la fe y de la amistad, es cofre sagrado en el que depositamos nuestros entrañables y postreros anhelos y añoranzas: porque el adulto mayor es la voz inefable de la experiencia, recuerdos sublimes esculpidos en el alma impoluta, cicatrices impregnadas en la piel y suspiros exhalados con sabor a eternidad; germen y raíz de nuevas generaciones rubricadas con ternura y fortaleza, representados por los futuros inquilinos de este mundo milenario y anecdótico.

El día 18 de Julio signado como “El día del Jubilado”, inspira para expresar con pleitesía y justicia, para los jubilados “Patriarcas del ejemplo, el trabajo y el sacrificio”, se les impregne sus destinos con encomiable certeza y probidad, con letras eternas, heroicas e incólumes, que rebasando las fronteras del tiempo, y la distancia y que ratificando la fortaleza humana vislumbre la sublimación del espíritu, la vehemencia y la sensatez, que son más prodigiosas y elocuentes que la burda y conspirativa acción del olvido y lacerante indolencia.

Incuestionablemente, para que se plasme el ave fénix de nuestras ilusiones y cristalicemos al clímax la feliz culminación de nuestras esperanzas, requerimos de la unidad monolítica y la solidaridad entrañable, despojándonos de estériles pretensiones personalistas, de vanos prejuicios divisionistas e inverosímiles promesas, virtualizando como premisa mayor y condición “Sine Quanon”, el respeto irrestricto a las personas y al marco legal de nuestras organizaciones, reguladoras de una convivencia civilizada, como el néctar esencial de nuestra sublime existencia, templo y destino sagrado de los mayores.      

En este día de elocuencias infinitas, colmado de vivencias eternas, pletórico de diáfanos e impertérritos deseos, expreso los más diáfanos saludos y felicitaciones a todos los jubilados y pensionistas de la patria, con fe imperecedera en el presente y futuro, augurándoles para que sus vivificantes anhelos, culminen con la fluidez de vuestra altivez inclaudicable.(O).
 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Mi querida Madre tierra
Detsy Rodríguez Estoy contenta por ella. Al fin descansó del depredador más grande que tiene: “el hombre”. Sólo Dios con…
Escrito por
¡¡Defender la deuda o… defender la vida!!
El Gobierno de Moreno ha pretendido convencernos de que abonando <<cumplidamente>> los “papeles global”, que son parte de la deuda…
Cultura y Sociedad
Por cultura entendemos a las formas y expresiones de una determinada sociedad, en la que se incluye costumbres, prácticas, códigos,…
Escrito por
El monstruo aceleró su paso
La herida mortal de las enfermedades existe con la llegada de la humanidad. El cobro de vidas ocasionada por las…
El llamado del silencio
Por la noche los lamentos se hacen eco de la nada y se pierden con el viento de cortinas azuladas.…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Edición digital