21 / 02 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

No es lo mismo caramba que carambola

Valora este artículo
(0 votos)

Cuando digo caramba, expreso mi asombro por hechos insólitos, cuando digo carambola, me refiero a una buena jugada, donde premeditadamente se ha buscado con un golpe certero impactar a otros, para conseguir, por repercusión un resultado que le favorece al autor de la carambola.

Bueno es así que digo caramba para protestar acerca de mil cosas, por ejemplo, cuando tengo que aclarar que no es lo mismo cometer errores de digitación que cambiar en una resolución o sentencia términos que fonéticamente son parecidos como: cambiar la frase “me dieron “por “midieron”; no es lo mismo “muestra que nuestra”, tan poco “condiciones que comisiones”, “subroga que suponga”, “V&V que Veinte”.  Asimismo no es lo mismo “48,000 que 148,000.00”; y unas cuantas decenas más de palabras cambiadas a pretexto de error de digitación.

Tampoco es lo mismo agregar frases enteras en los testimonios, o decir que es lo mismo “Edificio Horizontes” que “Edificio Nuevos Horizontes”, como que: “03 de septiembre de 2009 es lo mismo que 20 de septiembre de 2011”.

Digo caramba, para resaltar que no es lo mismo “depósito” que “nota de crédito”, aunque haya verdaderos peritos para sostenerlo. Un depósito en cuenta bancaria es siempre realizado externamente por los clientes, mientras que una nota de crédito es realizada internamente por los oficiales de cuenta.

Y hay que decir caramba, para aclarar que no es lo mismo, reconstrucción contable que auditoría, aunque la estrategia jurídica rebase los límites de lo posible.  Una reconstrucción contable, se hace para completar una contabilidad incompleta, allí no hay auditoría, puesto que no hay condiciones para hacerlo, menos para establecer responsabilidades.

Caramba, para expresar que no es lo mismo, fondos públicos que fondos privados, ya que los primeros son del Estado y los segundos del sector privado. Y no es lo mismo, peculado que peculado bancario, y que el peculado en cooperativismo no existe legalmente.

Y finalmente elevo la voz para decir caramba para diferenciar que el deber de un buen ciudadano no es lo mismo que el deber de un administrador de empresa, aunque se le busque mil formas para hacer la carambola, lo uno no es lo mismo que lo otro. Y aunque haya tantos intereses, los juzgadores no pueden ser justicieros, si prevalece el criterio técnico y la responsabilidad de administrar justicia. (O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La Unape y su altruista lucha clasista en el arte nacional
Tal cómo siempre afirma comparativamente nuestro líder provincial Unapista, Servio Rodríguez, así como los hermanos indígenas tienen la Conaie, maestros…
La guardianía de la memoria histórica
Según la filosofía escolástica, la memoria es una de las potencias del alma, una facultad psíquica que nos permite retener…
Escrito por
El odio en la política es una pasión cuyo objetivo es el daño premeditado
La campaña de la Consulta Popular, y la realización de la misma dejó una clara muestra de que se están…
La desvalorización del pensamiento
El pensamiento libre y formado es el sustento de todo ser humano y de quienes hacen opinión y rendición de…
Escrito por
La riqueza humana de todos los ecuatorianos
En estos tiempos de modernidad y marketing, está en boga los concursos para encontrar los mejores hombres, padres, mujeres, madres,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Edición digital