20 / 02 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Con aires de paz

Valora este artículo
(0 votos)

Ciertamente la idea de paz es tan inmaterial y a la vez tan valiosa, y creo también que su símbolo conocido desde tiempos bíblicos, no es sí la paloma, sino el vuelo de ésta, ya que el ave fue misionada a constatar cual era el estado de la tierra tras el diluvio, cuenta la historia sagrada, que Noé, soltó una paloma al aire con la idea saber si las aguas se habían retirado de la tierra, y que el animal voló por aires de paz, hasta lograr su misión, llegando a retornar con una rama de olivo en su pico, con lo cual expresaba que había nuevamente tierra firme, y que esto daba la idea de que: “Dios, volvía a estar en paz con el mundo”.  

En estos tiempos de tanta codicia por el poder, es necesario reflexionar más allá de lo que se percibe como “paz”, sabiendo que la miseria humana, impregna sus actos de odio, venganza, mezquindad, y tantos otros que representan malignidad. La paz de muchas formas, ha quedado socavada en vacío, un gran vacío que nada llena.    

Por lo tanto, siendo habitante de ese vacío, hemos llegado a la convicción extrema de que “si piensas diferente, eres mi enemigo”.  O que ser autoridad destinada a gobernar, es sinónimo de enemigo, o que los intereses, político-partidistas dan derecho a cometer todo tipo de delitos.

En carne propia he experimentado persecución, calumnia, crueldad, burla, inclusive atentados contra mi integridad; todo amparado en una excusa, simplemente por no pensar como los poderosos; y ante esto, ¿dónde queda la paz? Acaso se la confunde con inacción. En calidad de seres inteligentes, debemos hacer de la paz un hábito.

A pesar de que en la nación respira aires de libertad, aun, aquellos que se acostumbraron a vivir en el conflicto, los que se les hace tan agradable, humillar, robar, destruir al prójimo, persisten en sus malos hábitos, siguen realizando espionaje, van contaminando con sus ideas retorcidas, sembrando odio, convirtiendo amigos en enemigos.

Pero ¿que estamos haciendo mal?  Nuestro Presidente de la República, Lenín Moreno, recientemente en declaraciones instó a los operadores de justicia, jueces y juezas para que obren con independencia y probidad, les dijo “la paz descansa en vuestras manos”.

Certeramente, siguiendo ese hilo conductual, puedo afirmar, que la paz se propicia con libertad para pensar y obrar en el bien, solo así, se dará ese fenómeno inaprensible, con aires de paz para el vuelo de lo más humano. (O).

 

Modificado por última vez en Septiembre 18 2017
Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La Unape y su altruista lucha clasista en el arte nacional
Tal cómo siempre afirma comparativamente nuestro líder provincial Unapista, Servio Rodríguez, así como los hermanos indígenas tienen la Conaie, maestros…
La guardianía de la memoria histórica
Según la filosofía escolástica, la memoria es una de las potencias del alma, una facultad psíquica que nos permite retener…
Escrito por
El odio en la política es una pasión cuyo objetivo es el daño premeditado
La campaña de la Consulta Popular, y la realización de la misma dejó una clara muestra de que se están…
La desvalorización del pensamiento
El pensamiento libre y formado es el sustento de todo ser humano y de quienes hacen opinión y rendición de…
Escrito por
La riqueza humana de todos los ecuatorianos
En estos tiempos de modernidad y marketing, está en boga los concursos para encontrar los mejores hombres, padres, mujeres, madres,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Edición digital