19 / 01 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Pilares fundamentales de la libertad

Valora este artículo
(0 votos)

“La libertad es el único objeto digno de sacrificio de la vida y de los hombres”.

Un pueblo que no es libre, que no profesa como norma fundamental la libertad, será presa del esclavismo de otros pueblos, porque la libertad es el estímulo que da vigor y una actividad fecunda a las personas y a las instituciones sociales, políticas, económicas, fortaleciendo las estructuras fundamentales de soberanía.

La libertad, esa facultad humana que posee el hombre de obrar, por lo que es responsable absoluto de sus actos, esa condición íntegra de no ser esclavo, de no soportar sujeción y subordinación, constituye un privilegio, una prerrogativa y licencia, siempre que no constituya una desenfrenada contravención a las leyes y sanas costumbres; puesto que es ser libre solo hasta donde reconozca la dignidad y respeto a la libertad de los que nos rodean.

Nuestra voluntad, el libre albedrio y determinación no serían factibles, no colmarían su plenitud, sino fueran libres; la libertad, loada de sabios, deseada de muchos e inspirada de poetas, cantada de trovadores y exclamada en el universo, para cuya estimación, todos los valores existentes en la tierra, significan un mínimo precio; los que niegan la libertad para los demás, no la conciben ni la merecen para sí; la principal perfección del hombre consiste en tener libre arbitrio, que es o que lo hace digno en su esencia y sustancia, y es de absoluta verdad que más cuesta y desvela mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía.

La libertad sin disciplina es la peor de todas las servidumbres; dando libertad a los esclavos, aseguramos la libertad de todos los seres libres; la libertad no es un derecho imprescriptible del hombre sino una diaria conquista; porque ella es la condición esencial de la felicidad y la dignidad del hombre; puesto que el hombre ensancha su libertad no cuando domina más, sino cuando menos dominado.

Ser culto para ser libre; la libertad no se da, sino que se toma; la libertad significa dar curso libre a todos los impulsos creadores de la mente y el corazón y, benevolentes que impolutamente coadyuvan convergentemente en beneficio de la humanidad, que nos dan el don imprescindible de sentidos responsables y representativos.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Al amigo Carlos Alberto
Setenta y siete años de caminata por la vida, con paso ligero, semblante alegre, con mentalidad positiva, tejiendo sueños, agarrando…
Medellín, cincuenta años después
Con motivo del cincuentenario de la Conferencia de Episcopado Latinoamericano celebrada en Medellín, la Pontificia Universidad Católica de Chile ha…
Muñequeo político y falsas señales
Empezaré por reconocer mi extrema ingenuidad y que esta opinión está llena de obviedad al respecto, es así que, sin…
Los desafíos de la Consulta Popular
Una Consulta Popular es una oportunidad que se le da al pueblo para que se pronuncie sobre asuntos de interés…
Abandono doloroso
Poco nada se decirte y si digo es poca cosa más color tiene la rosa que pretende malherirte. Nada rima…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital