22 / 02 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Colada morada y guaguas de pan

Valora este artículo
(0 votos)

La muerte y su significado son manifestaciones en torno a distintos rituales en los pueblos andinos, constituyen la suma de una larga tradición, que todavía prevalece en los pueblos de nuestro país, rememorando el Día de los Muertos rito conocido como “Aya Marcay” o culto a los muertos, práctica que realizan en honor a sus soberanos difuntos. Así  reseñan las crónicas de Guamán Poma de Ayala, en la época del incario, la preparación del cadáver para la momificación consistía en que el fallecido era vestido con sus mejores trajes acompañado con productos que más le agradaban en vida para luego usar técnicas de embalsamamiento y momificar a sus muertos con telares especiales, para enterrarlos con danzas, cánticos y comida. Nuestra cultura andina en particular la cultura Quichua de lo que hoy es Ecuador celebraban este acontecimiento en el denominado “Aya Marcay” (mes de los muertos) que coincide entre los actuales meses de octubre y noviembre. 

 

La evolución de los tiempos y  los cambios culturales, este tipo de rituales fue consolidándose en la temporada del ‘Aya Marcay Quilla’ (duodécimo mes del calendario andino), correspondiente actualmente a los meses de octubre y noviembre, cuando sacaban a sus muertos de sus lugares de entierro para llevarlos a pasear y compartir comidas comunitarias, en las cuales no podía faltar una bebida sagrada representante de la muerte; esta era conocida como ‘Yapa Api’ (colada negra, preparada a base de maíz negro fermentado).

Durante la época de la colonia, la Iglesia Católica prohibió sacar los muertos de sus tumbas y esta tradición fue reemplazada por el pan de finados que consistía en una masa de maíz y zapallo cocida en forma de una persona momificada, representando así a la materia consumida por la muerte.

De ahí nacen diversas tradiciones, como la de invocar el alma del difunto frente a su tumba y cortar la cabeza de la figura de pan para enterrarla o cavar un hueco a la altura de la boca del difunto para alimentarle; incluso cavar en la tierra y enterrar a la muñeca de pan, bañándola con la bebida sagrada. De cualquier manera, esto representa la conexión entre la materia física y aquella espiritual. La penetrante práctica de evangelización realizada por los españoles aprovechó todas estas creencias indígenas para incorporarlas al 2 de noviembre en conmemoración de los Fieles Difuntos, dando vida a los comienzos de la celebración actual de Finados, con comidas comunitarias en los  cementerios.

Así la génesis de la colada morada y guaguas de pan, la colada morada corresponde a la evolución cultural de la bebida sagrada original con la inclusión de frutas y el azúcar de caña; mientras que las guaguas de pan se comenzaron a preparar con harina de trigo y rellenos dulces de zambo u otras frutas, conservando siempre su tradicional forma de muñeca y realizando además algunas figuras diferentes y representativas como soldados, guerreros, palomas, “puerquitas” y diversas representaciones sagradas.

Esto es una clara manifestación de lo que se podría llamar sincretismo culinario. Actualmente esta festividad nacional reúne a las familias durante el día entero en torno a los cementerios, visitando a sus seres queridos para luego disfrutar de la tradicional colada morada con su aroma que se combina dulcemente con las fragancias de las guaguas de pan recién horneadas y los bulliciosos juegos de los niños que las decoran con escarchados de colores. Así sea. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Un hombre de convicciones
Cada vez se nos están yendo aquellos lojanos que con gran estatura ética, moral e intelectual, han sido ejemplo de…
La política como modus vivendi
Cuando el fervor político está bordeando a su clímax; cuando el afán político partidista se enfatiza con caracteres de sublimidad,…
La intensidad del silencio para leer y escribir
El silencio siempre será útil para ahondar en infinidad de asuntos humanos que hay que reflexionarlos, pensarlos y sopesarlos lo…
Excesos masculinistas y violencia
A ellas se les hace natural vivir en libre esclavitud: el marido dice “la mujer mía”, “la mía” “mi mujer”,…
Iré a dar las utopías al río
Saliendo de este espacio epocal, como una expresión muy mía, quiero decir que iré a dejar las penas en el…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28      

Edición digital