16 / 11 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Patrona y Patrono de Loja Camilo Espinosa Pereira

Valora este artículo
(0 votos)

El pueblo de Loja, caracterizado por sus piadosas tradiciones cristianas, encarnadas profundamente en su ardiente corazón católico, gracias a la perseverante misión evangelizadora de la Iglesia, ha constituido un paradigma para el Ecuador, América y el mundo, dando testimonio de profunda fe, a través de sus diversas manifestaciones de religiosidad popular.

Loja nació definitivamente en la voluntad y decisión fundacional del conquistador español, identificado históricamente como el Capitán Don Alonso de Mercadillo, quien quiso que esta nueva ciudad diera origen a un pueblo creyente, que abrace la religión católica bajo el manto celeste y blanco de la Virgen María, en su bellísima advocación de la Inmaculada Concepción. Nada que venga de Dios es obra de la casualidad, sino de su causalidad. La fundación definitiva tuvo lugar el 8 de diciembre de 1548 y debemos recordar que, cada 8 de diciembre se celebraba en Europa la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María (uno de cuyos devotos, sin duda, sería Mercadillo), a pesar de que el Dogma de Fe de la Inmaculada Concepción de Santa María Virgen sería definido por el Papa Pío IX, 306 años después de la fundación de Loja, en el año 1854. Por lo tanto, Loja tiene una identidad y profunda devoción mariana, que hunde sus raíces en su fundación.       

En el año 1594, 46 años después de la fundación de Loja, como si la Virgen quisiera darle a Loja un impulso mayor a su devoción, surgió en el pueblo de Ambocas asentado en lo que hoy es la parroquia de El Cisne, una devoción muy especial a la Virgen María, en calidad de protectora e intercesora de los indígenas de este sector, quienes dejando paulatinamente su propia cultura religiosa, asumieron el cristianismo traído por los españoles desde Europa y comenzaron a rendirle culto a la Madre del Hijo de Dios, levantándole primero un Oratorio, luego una Capilla, posteriormente un Templo y finalmente, en el siglo XX un majestuoso Santuario, para rendir culto de veneración especialísima a la Virgen María. Esta devoción histórica de Loja a la Virgen María, que tiene más de 423 años de vivencia, fue identificada como Advocación de Nuestra Señora del Cisne. En tal virtud, la Virgen María se convirtió, por voluntad fundacional y por la devoción piadosa de los lojanos, en Patrona Protectora de Loja.

Los conquistadores españoles no sólo trajeron la ambición insaciable por nuestras tierras y riquezas, sino también la fe cristiana con sus piadosas tradiciones. Una de ellas es la devoción a San Sebastián, un soldado romano convertido al cristianismo, tempranamente mártir por mantener firme su fe en Jesucristo. Históricamente San Sebastián ha sido escogido por tantos pueblos del mundo como Patrono Protector contra la peste y las enfermedades y se lo venera el 20 de enero con una fiesta especial. Ha sido muy venerado en España y esa devoción fue extendida por los conquistadores y colonizadores hacia América, Asia y África. Loja no fue la excepción y según nuestra tradición cristiana, el 20 de enero de 1748, gracias a la intercesión de San Sebastián ante Dios, se evitó que un terremoto destruyera la ciudad de Loja. A partir de entonces, el cabildo lojano, dependiente de la Real Audiencia de Quito, hizo un juramento de devoción permanente a San Sebastián, en gratitud por su intercesión para salvar a la ciudad. He ahí la razón de darle el título de Patrono Jurado de Loja, justificándose plenamente que el Municipio sea el prioste principal de la celebración. Entonces, Loja tiene como Patrona a la Virgen del Cisne y como Patrono Jurado a San Sebastián. Por lo tanto, es plenamente justificable que el Municipio y la Iglesia de Loja, celebren por todo lo alto, con elegancia y diversidad de actos, la Solemne Fiesta en honor a San Sebastián, el Patrono Jurado de la Ciudad, con una programación religioso-cultural que no solamente reaviva la fe en el poder de Dios, a través de nuestros intercesores, sino que también se constituye en una de las expresiones auténticas de la cultura lojana, digna de mantenerse en el tiempo como signo de nuestra identidad, originada en ese innegable sincretismo palta-hispánico. (O).   

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Primer ámbito del Plan Nacional de Lectura
Como se sabe el PNPLL contempla tres ámbitos de acción: 1) Estímulo al lector, 2) Fortalecimiento bibliotecario y 3) Fomento…
Escrito por
Deambulando entre lo transitorio y de período fijo
En el actual gobierno transitorio, esto es, temporal, pasajero, estamos viviendo una verdadera desestabilización de los poderes y organismos del…
Escrito por
Las manifestaciones artísticas culturales constituyen lenguaje universal
El Tercer Festival Internacional de las Artes Vivas 2018, que se realiza en nuestra ciudad, reúne a escritores, dramaturgos, actores…
Escrito por
Bicentenario de Independencia de Cuenca
Cuenca, el 3 de Noviembre de 1820 logró su independencia del yugo español, del nuevo amanecer de los pueblos, en…
La mordaza comunicacional
Se debate en Loja las reformas a la Ley de Comunicación, para hablar en verdad “La Mordaza Comunicacional”, reformas que…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Edición digital