19 / 02 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Ecuador país Amazónico por siempre y para siempre

Valora este artículo
(3 votos)

Mientras casi todos hablan de los escándalos de la corrupción en nuestro país, nosotros dedicamos mayor parte de nuestros trabajos periodísticos, a enaltecer las fechas importantes que trascienden en el calendario cívico nacional.

Consciente de que en nuestros establecimientos educativos cada vez el civismo va desapareciendo y casi poco o nada importa a maestros, padres de familia, de que conozcan la historia nacional, los hechos importantes que han dado grandeza a esta república, estamos forjando en las aulas robots que solo se dejan manejar por la tecnología, pero la verdad casi nada en el corazón y en el alma.

Eso nos está haciendo fríos, indolentes, inconsecuentes, descariñados, indiferentes con la patria, nada nos interesa lo que pasó en su camino sino tan sólo ver cómo hacemos dinero para constituirnos en potentados soberbios despojados de todo valor y sensibilidad.

El doce de febrero es el día del Oriente Ecuatoriano, esa región verde que un día en tono de despecho dijo el expresidente Galo Plaza Lasso, que era un mito, es decir tierras que no servirían para nada y que era mejor hacernos del criterio de que el país solo tenía la costa y la sierra.

El expresidente se equivocó, han pasado los años y se ha constituido en nuestra salvación económica y de vida, de sus entrañas sale la riqueza que alimenta el erario nacional, el petróleo viene siendo nuestra sobrevivencia que nos mantiene como país, su selva emana el aire puro que nos da facultad a respirar y sentirnos seres vivos.

Hoy el oro surge de la tierra amazónica, de nuestras provincias de Zamora y Morona Santiago, pero el oriente va mucho más allá y con sus bondades nos garantiza de que tendremos por muchos años cascadas, ríos, montañas, aves, flora, pueblos y nacionalidades propias que nos dan el sello de amazónicos.

En 1542, Francisco de Orellana, un capitán español, salió desde Quito a encontrarse con el río más grande de la tierra, el Amazonas, la expedición fue por nuestros ríos Coca y Napo, en actitud similar de Colón, Orellana descubrió el gran río mar, para gloria de España y de Ecuador.

Con estos antecedentes que nos dan los siglos, diremos que por siempre seremos un País Amazónico, la razón no se quitará con un tratado, un acuerdo, que en muchas veces nos han impuesto diplomacias internacionales parcializadas y desconociendo lo real de los hechos.

Febrero mes del Oriente, mes de la Amazonía, mes de hechos heroicos que no deben ser olvidados por sus propios gestores, en este caso nosotros los ecuatorianos.

Hoy que el destino depara una feliz coincidencia, al tener a un preclaro hijo cómo el primer ciudadano del país, el presidente Lenín Moreno. Esta región verde merece ser recompensada con la cristalización de sus anhelos, para que sus habitantes valerosos y bondadosos tengan mejores días en premio a lo mucho que ya nos han dado. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
La política como modus vivendi
Cuando el fervor político está bordeando a su clímax; cuando el afán político partidista se enfatiza con caracteres de sublimidad,…
La intensidad del silencio para leer y escribir
El silencio siempre será útil para ahondar en infinidad de asuntos humanos que hay que reflexionarlos, pensarlos y sopesarlos lo…
Excesos masculinistas y violencia
A ellas se les hace natural vivir en libre esclavitud: el marido dice “la mujer mía”, “la mía” “mi mujer”,…
Iré a dar las utopías al río
Saliendo de este espacio epocal, como una expresión muy mía, quiero decir que iré a dejar las penas en el…
¿Cuáles son los desafíos de las próximas elecciones?
Cuando se habla de construir la democracia no podemos quedarnos en una parte del proceso o privilegiar un componente. Tenemos…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital