18 / 09 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Una nueva ética para leer y escribir

Valora este artículo
(0 votos)

En todos los niveles del sistema de educación escolarizada y universitaria, lo que más se debe hacer es aprender a pensar, a reflexionar y a emitir juicios críticos en torno a la realidad circundante y mundial de la ciencia, de la cultura y de la educación cívico-democrático-político-ciudadana. Y uno de los mejores instrumentos de reflexión está en el acto de leer y de escribir, y de conformidad con la experiencia que ante la vida tenga el ciudadano que, siendo alfabetizado, su deber consiste en poner en funcionamiento su más granado intelecto para aprender a  pensar con el mayor rigor que su formación personal le permita.

Por eso, uno de los mejores esfuerzos que la sociedad puede llevar a cabo a través de los profesores y de los padres de familia, es el de “animar a los alumnos a desarrollar la habilidad crítica de autoevaluar su trabajo, de manera que puedan convertirse en redactores eficientes y autónomos más allá del centro educativo” (Cassany, 2011) y de las desigualdades socio-culturales y económicas y de toda índole que un educando atraviesa en su etapa estudiantil, e incluso en su vida profesional.

En efecto, “recorrer la historia de la cultura escrita es recorrer la historia de esta desigualdad, un proceso directamente asociado a las estrategias de distribución del poder político, económico y cultural y a las finalidades y acciones de los sistemas educativos de las sociedades” (Brito et al, 2011,) que han hecho que la educación en general viva permanentemente procesos de crisis que agudizan el acto de aprender a pensar, a reflexionar y a criticar,  en medio de esta sociedad consumista y digitalizada “internéticamente”, en donde “parece evidente que la comunicación  audiovisual empieza a arrinconar a otros medios de comunicación, en particular aquellos que requieren la decodificación lectoescritora, de manera más preocupante en las capas sociales de menor nivel cultural” (Pérez, 2012) que son las más afectadas en su proceso de desarrollo educativo.

En medio de este marasmo de circunstancias en donde no se sabe hasta donde los procesos de desarrollo cognitivo, afectivo y moral se ven afectados profundamente, es cuando más se necesita de una sociedad altamente pensante, e incluso, y quizá con mayor razón, dentro “de un proceso de desigualdad material, por supuesto condicionante. Leer en fotocopias o en libros; disponer o no de bibliotecas familiares, públicas o escolares; contar o no con bibliotecas bien dotadas, en material y otros lenguajes; acceder o no a computadoras (…) conectadas al mundo virtual; disponer o no de tiempos y espacios apropiados para abrir el juego del leer o el escribir” (Brito et al), será siempre una experiencia humano-salvificante.

Y aunque no sea ya exclusivamente la cultura del libro físico la que marque el destino de la educación, con mayor razón se vuelve imperiosa la necesidad de aprender a pensar con rigor para educarnos en la era digital, puesto que “el mundo de la pantalla es un mundo muy diferente al mundo de la página escrita, [que] requiere una vida intelectual, perceptiva, asociativa y reactiva muy distinta, [en donde] nace una nueva ética intelectual que define de modo muy diferente lo que consideramos conocimiento válido así como las formas de adquisición, distribución y consumo del mismo” (Pérez, 2012).

Leer y escribir, entonces, para salvar nuestra integridad personal y social, ante todo porque, a diferencia de la cultura del libro físico, “la red virtual crea la ilusión de democratización sostenida en la idea de que todos podemos participar de ese mundo, encontrarnos y reconocernos en igualdad de condiciones” (Brito et al, 2011). Y, claro, si nuestra conducta humana no se direcciona en orden a una buena lectura y escritura eficientes, nuestra percepción del mundo será analíticamente muy deficiente. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
El abuso de la corrupción
Quien es leal con sus códigos deontológicos, es auténtico, es sincero, es transparente, porque no ha transitado por las prácticas…
Escrito por
Los diezmos o peajes
También llamados, en la jerga mediática actual, con un dejo de sorna y mucho de indignación, “impuestos al trabajo”, es…
Jolgorio, canto y voces de pájaros
Hay una particular forma de experimentar la vida en los pájaros, que es apreciable para quien se encuentra consciente en…
Marco Chérrez: joven gloria de la música ecuatoriana
Cuando un artista le imprime pasión, disciplina y entrega a la vida, los resultados positivos están a la vista. Cuando…
Escrito por
Y ¿porque no ser como Ámsterdam?
¿Se imaginan una Loja como Ámsterdam? Al cuestionar aquello seguramente se podrán escuchar gritos y sollozos en contra. Es que…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Septiembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Edición digital