15 / 07 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Colmenas, flores y seres sociales

Valora este artículo
(0 votos)

El mundo de las abejas es bastante sugerente en lo relacionado a organización, liderazgo y gobierno, así en filosofía de vida, contrariamente a otros insectos de vida social, las colonias de abejas viven un liderazgo matriarcal, siendo la abeja reina o abeja madre quien tiene la misión de poner los huevos y distribuirlos en el panal de la colmena, pero no solo eso, esta abeja maestra es la encargada de mantener la cohesión en el grupo, ya que segrega feromonas que hacen que todos los miembros de la comunidad se sientan atraídos en su ambiente y se encuentren a gusto.  Una familia de abejas se compone de tres castas: las abejas reinas que son las de más edad, las abejas obreras y los zánganos o machos.

Una particularidad que resalta en la organización social de las abejas, es que la abeja reina (de mayor edad) abandona la colmena llevándose consigo una gran cantidad de obreras y dejando el enjambre original en manos de una abeja reina más joven con algunas abejas obreras, así la nueva delegada continuará con el trabajo de hacer crecer el enjambre.  Los zánganos (machos) solo sirven para la reproducción, (estos mueren después de haber fecundado a las abejas reinas) y su órgano genital se desprende de su cuerpo, quedando adherido al de la hembra para permitir que los espermatozoides puedan transferirse con naturalidad, además después de la temporada, las abejas obreras matan a la mayoría de zánganos que ya resultan inútiles para el resto del ciclo.

Así funcionan las colmenas, donde existe modelo de gobierno, liderazgo, trabajo y producción inteligente.  De acuerdo con las condiciones de la colonia de abejas, así será la producción de miel, también estará en función de la época del año, las floraciones, de dónde estas comunidades productoras sacan la materia prima.

Las abejas dan vida al ecosistema, pues al recoger la miel de flor en flor, polinizando las flores, y así un romance entre abejas y flores es la base para la floración, no se podría negar, que sabiamente manejan  un modelo organizacional y de gobierno, como seres sociales saben vivir en comunidad mejor que cualquier otro ser en el planeta y sus líderes máximos ejercitan a perfección el liderazgo participativo. Así entre mieles, dulzura, colmenas y flores, la abeja maestra gobierna, y las obreras trabajan cohesionadas e integradas socialmente. Mundos como el que describo, nos hablan silenciosamente; acaso la inteligencia humana vive la ceguera, de la que tanto habló Saramago.(O).

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Oswaldo  Guayasamín pintor contemporáneo del llanto, la ira y la ternura
Nació en Quito 6 de julio de 1919 muriendo en el año de 1999, de padre indio y madre mestiza.…
Escrito por
Educar para la felicidad
El 22 de mayo pasado falleció el conocido divulgador científico español Eduardo Punset, a los 82 años de edad. Su…
Procusto y el odio
Procusto también conocido como Damastes, es un personaje de la mitología griega, la representación más auténtica de la envidia y…
Escrito por
La obsoleta ética
El ejercicio profesional es parte de las múltiples actuaciones humanas, que a su vez están regidas por principios éticos que…
No ser cómplice de engaños
Es deber de patriotas el fortalecer el nivel de criticidad y de conciencia ciudadana para no ser cómplices de engaños,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital