15 / 10 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

La marcha del 20

Valora este artículo
(0 votos)

Como traba a la convocatoria formulada por los movimientos sociales, para tomarse las calles el 20 del presente mes, en rechazo al paquete de medidas antipopulares planificadas por el gobierno y los grandes empresarios, el señor secretario de la Presidencia de la República, ha formulado declaraciones tratando de confundir al pueblo ecuatoriano. Ahora el señor Roldán, al referirse a la protesta del 20 de septiembre, expresa que, deberían marchar cuando suban los combustibles, no cuando van a subir.

Clara está la intención del mencionado funcionario, quiere desanimar a los trabajadores para que no participen en la protesta social; por otro lado, demuestra su desconocimiento de las leyes que rigen la evolución de la sociedad, al  seguir reduciendo  su desarrollo a los actos de los presidentes, los legisladores, caudillos, etc. Los intelectuales al servicio del sistema no vinculan al desarrollo de la sociedad a las masas trabajadoras, creadoras de la riqueza social. A eso se debe la intención del señor Roldan, de confundir al pueblo y mofarse de la convocatoria del FUT, Frente Popular, CONAIE Y Unidad Popular.

La protesta de los oprimidos ante la acción de los opresores no la inventan los movimientos sociales, está presente a lo largo de la historia desde que la sociedad se dividió en clases sociales, y por la lucha de los trabajadores ecuatorianos, la Constitución  de la República contempla el derecho a la resistencia frente a las acciones u omisiones del poder público.

Con la marcha del 20 de septiembre, los trabajadores buscan impedir el golpe a la esquelética economía popular y, presentar alternativas para enfrentar la crisis. Los movimientos sociales no están de acuerdo con  la eliminación de subsidios, el recorte de puestos en el sector público que genera más desocupación, ni con el inicio de las privatizaciones por la falta de dinero. Las empresas: Cementera Nacional, Ecuador Estratégico, Enfarma, Fabrec, Austrogas, CNT, TAME, ni  las hidroeléctricas, como se insinúa el apetito de los privatizadores neoliberales, deben ser privatizadas por así planificar el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

Como la privatización de importantes empresas se impondrá en beneficio de grandes empresarios si la protesta popular no la detiene, todos los trabajadores y el pueblo estamos frente a un compromiso de honor. (O).

Modificado por última vez en Septiembre 18 2018
Inicia sesión para enviar comentarios
Botella al mar: El deseempleo recurrente
El desempleo recurrente en Ecuador desde el análisis responsable, debe apartarse del tecnicismo económico y analizar las medidas económicas con…
Escrito por
La red de beneficiarios de “Socio Bosque”
En el presente mes de octubre, el programa Socio Bosque, que ha conservado y cuidado con éxito 1’600.000 hectáreas de…
Las concesiones mineras
Los expertos de la ONU advierten a los gobernantes la necesidad de tomar medidas urgentes sobre el cambio climático para…
Escrito por
Fotomultas: el mundo al revés
En la historia de la humanidad siempre ha habido premisas que por tanto repetirse se creían ciertas, aunque con el…
América india
En un mes de octubre de hace tantos años, (cuantos han transcurrido desde 1492), nació América india, aún cuando América-niña…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Edición digital