13 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

El viaje asegurado

Valora este artículo
(0 votos)

 

Empieza la travesía entonces emprendo la marcha, trazo el camino según el criterio y las ambiciones propias del ser humano.

Los proyectos se marcan en función de la existencia, la naturaleza nos hace pensar que la vida es una fuente inagotable, pocas veces asumimos en el fin de los días, cuando se trata de abordar este asunto pensamos que este infortunio les sucede a los demás.

Equivocadamente creemos que la hora todavía no llega, nos atrevemos a desafiar a la sombra de la oscuridad aquella que nos obliga a decirle adiós a la vida.

Resulta difícil comprender que el fin de la vida, es un hecho que nos persigue hasta que nos da alcance.

Las múltiples formas del término de la existencia nos dejan perplejos es por eso que se convierten en portada o noticia principal. Este hecho invade a los periódicos y en los tiempos digitales se apodera de las redes sociales, incluso la popularidad de las páginas digitales se consolidan por el número de visitas que afanosos comparten los hechos de sangre. Este fenómeno convierte a los ciudadanos en indolentes máquinas propagadoras de  acontecimientos lamentables.

La difusión obsesiva por publicar acontecimientos de sangre hace que los ciudadanos se aparten del estricto principio de solidaridad y la implícita necesidad de apoyar a la víctima del infortunio.

Todos se empeñan en promocionar las malas noticias que contradictoriamente se convierten en el plato exquisito de las preferencias.

Es evidente existe mal uso de las herramientas tecnológicas los propagadores de malas noticias y los consumidores se alimentan de los desalientos ajenos, olvidan que el asunto de la pérdida de la vida nos llega a todos, el único pasaje asegurado es la caída hacia la profundidad del sueño, un día somos propagadores de los males de otros y en cierto momento hay quienes difundirán sin reparos los inesperados pasos del percance.

Es urgente analizar la calidad de los contenidos informativos, con las redes sociales y el imprudente manejo de las herramientas tecnológicas la multitud se aventura a realizar la irracional difusión de acontecimientos carentes de propuestas. La actitud negativa se alimenta con la presentación de contenidos que nos colocan en la orilla del desaliento.

Cuando alguien publique las desgarradoras imágenes de un accidente de tránsito consúltenle qué hizo para ayudar a los afectados en un siniestro.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…
La pose artística del lector activo
La capacidad de entendimiento frente al texto solo se da cuando se comprende lo que se lee; y, en caso…
Escrito por
Greta, la inoportuna
El otro día andaba en una reunión de amigos y recordé lo que significa ser una mujer rodeada de hombres.…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital