23 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Eloy Alfaro, el General de las Derrotas

Valora este artículo
(1 Voto)

 

Este 5 de junio se cumplieron ciento veinte y cuatro años de uno de los sucesos políticos de mayores proyecciones en la Historia del Ecuador: el pronunciamiento en la ciudad de Guayaquil por la transformación liberal. La fecha abre una nueva etapa en nuestra vida nacional e inicia un ciclo de agitadas reformas que se extendieron hasta 1912. Si duda alguna el año de 1895 es un momento clave de la vida del país, tampoco nadie niega que la gran figura del movimiento revolucionario, don Eloy Alfaro, constituye uno de los grandes hombres del Ecuador. El “Viejo Luchador” patrimonio de la nación ecuatoriana. Pero no siempre han sido triunfos las luchas mantenidas por don Eloy. Larga época hubo en que se lo identificó como el “General de las derrotas”.

Cuando gobernaba el país Gabriel García Moreno, máximo exponente de la alianza oligárquico-terrateniente que dominó el Estado ecuatoriano en el siglo XIX, comenzó su vida de revolucionario. Eloy Alfaro se alzó en armas acaudillando a un grupo de jóvenes, pero fue derrotado. Poco después, en 1876, era ya un dirigente del liberalismo de avanzada. Ayudó a triunfar a Veintimilla y luego sufrió su persecución. Pero bajo el régimen del “Mudo”, una y otra vez, agito en la Costa hasta lograr considerar un ejército y un gobierno.

 

Tras Alfaro iban jornaleros conciertos en busca de libertad, campesinos en busca de tierra, intelectuales en busca de reforma política. Alfaro los fue fogueando y dio coherencia a sus demandas. Pero eso era la peor recomendación para abrirse paso en la política oficial del Ecuador de  entonces. De allí la consigna de sus enemigos políticos, no bien habían ganado la guerra contra el “mudo” Veintimilla, era liquidar al “Indio Alfaro”; porque su presencia olía a “cholos alzados”, “amargados”, “montubios rateros” y “serranos descamisados”

 

Una vez más se levanto Don Eloy contra el régimen y combatió a Caamaño a la cabeza de los “Chapulos”, los temibles soldados-campesinos que sembraban pánico en el ejercito oficial al grito de: “libertad o muerte” Cien veces obtuvo triunfos y cien veces fue derrotado. Luego de la pelea se mantuvo vigilante en el exilio, sufriendo pobreza, persecución; pero entablando al mismo tiempo la red de relaciones internacionales que luego habrían de ayudarle a su triunfo.

 

Para el año de 1895 la burguesía ecuatoriana, los comerciantes y banqueros se hallaron con ocasión de echar abajo el predominio latifundista para instalar la modernización de la sociedad ecuatoriana a fuerza de secularizarla y rejuvenecerla. Pero para ello se necesitaba a los zambos, a los negros, a los artesanos. Y ninguno de los “caballeros del comercio y la banca” podía conseguir el apoyo popular necesario. Por eso a regañadientes, muertos de miedo, los “hombres de la transformación” tuvieron que ceder a las presiones del pueblo para que Alfaro condujera el movimiento.

 

Sin duda alguna don Eloy Alfaro fue el elemento condensador y el punto de equilibrio de ascenso del proyecto transformador liberal. Expresó con hechos luminosos y contradicciones los alcances y limites de ese proyecto cuando “El Viejo Luchador “estuvo agotado y su presencia se volvió incómoda para los usufructuarios del régimen liberal, se encendió una hoguera con sus despojos. Pero la muerte no fue sino la victoria definitiva del “General de las Derrotas”. Porque no tomar el fuego de la hoguera bárbara, que constituyó la muerte de Alfaro, para iluminar el paraje oscuro que nos rodea, para hacer del fuego, el guardián eterno que mantenga viva la libertad que es la esencia del hombre, porque  el Espíritu es libertad, frente a la dependencia hegemónica e imperialista del país del norte. Así sea.(O).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La firma de la traición
Los ciudadanos en cada acción que realizamos dejamos huella, al acudir a una institución pública o privada entregamos nombres completos,…
La terquedad del humano
La partidocracia ha degenerado cruelmente el buen accionar político al extremo de haber devaluado a límites insignificantes a la política…
Escrito por
La minería, momento álgido en el país
La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad, el hombre usaba algunos minerales para la fabricación…
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Edición digital