21 / 11 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Caminante

Valora este artículo
(0 votos)

 

Caminante es una obra escrita por doctor Luis Franco Espinoza, cuyo texto acuna emotivos y sentidos relatos y anécdotas de variado color, sabor y contenido. Una obra que recrea lo vivido, que tiene el don de desandar lo andado, evocando recuerdos, historias, costumbres, lugares, personajes. Está tejida de cuatro partes o ambientes y un remate poético con un buen juguito de añoranzas.

En la primera parte arranca con unas pinceladas dedicadas al hermoso valle de Malacatus en donde, su autor, arma una corta pero simpática historia de parentescos y noviazgos con hilos metafóricos y onomatopéyicos. En la segunda parte continúa pintando y describiendo a Malacatus en todo su esplendor, utilizando elementos campesinos, productos naturales, ciertos giros en el empleo del lenguaje, cuyos adornos sirven para darle mayor belleza al entorno campesino, estableciendo nexos, comparaciones, todo lo cual conduce al gozo estético, al placer de la lectura. Y eso es precisamente lo que un narrador debe logar: convertir  la lectura en fuente de deleite puro, encantador, inspirador, tal como todo buen lector se puede contagiar al leer el versículo final de “El Cantar de los Cantares”, el más hermoso poema de todos los tiempos. Ahí están sus barrios que la integran, su vegetación, su calor, el olor a guarapo, su gente y su esplendor paisajístico. En la tercera parte narra las aventuras que tiene el autor cuando niño y joven en donde recrea sabrosamente caminos, puentes, ambientes, los aguaceros, el frío, los vientos que estremecen y doblegan las ramas de eucaliptos; es una especie de epopeya de gran agrado.  Rememora los tiempos pasados con esa impotencia de sentir que nunca más volverán con su vasija de barro, la cuchara de palo, la talega  con la pizarra y el lápiz de carbón; la ¨racha¨ de Julio Bailón, los mecheros de kerosene, la radio con la vitrola de manivela… Es muy atrayente la forma como narra y describe a sus compañeros de escuela y de barrio como el “Pitirico”, el Chirig, el peluquero y sacamuelas de barrio. Ya en la cuarta parte, Luis Franco, hace un homenaje a su padre al recordarlo con mucha emoción y cariño como un buen jurisconsulto, Decano de la Facultad de Jurisprudencia y un liberal de cepa, generando una apoteosis al más grande liberal que ha tenido el Ecuador: Don Eloy Alfaro Delgado. Cierra esta obra con unos poemas cortos de rango agreste y de amor al terruño.

En fin, “Caminante” es una obra corta, autobiográfica y relatística; diría una mini epopeya de nuestra cultura sureña en donde el autor hace esfuerzos por sacar a luz sus empeños, sus gustos literarios y su pasión por la narrativa y, eso, es lo importante, porque así se comienza: empeñándose, cultivándose, perfeccionándose, puliéndose, realizándose… Estos son esfuerzos que ameritan valoración y apoyo de la índole que sea, máxime cuando se trata de revivir, a través de la herramienta literaria,  lo que es nuestro, lo que nos pertenece, lo que nos identifica como comarca lojana.(O).

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Los procesos de enseñanza aprendizaje en la universidad
La idea de una enseñanza de calidad que satisfaga a los usuarios del sistema universitario es el estandarte del nuevo…
No podrá escapar
La Fiscal General del Estado Diana Salazar ha expuesto 587 elementos de convicción, fundamento con el que pidió a la…
Escrito por
El gobierno de Evo Morales
A pocos días de proclamarse los resultados electorales del 20 de octubre reciente en Bolivia en favor de Evo Morales…
Loja y sus fiestas novembrinas
Nuestro saludo fervoroso a Loja en sus fiestas novembrinas, al Festival Internacional de Artes Vivas y a la Hechicera que…
Cosas de los lojanos
Llega el 18 de noviembre, nuestro primer grito, pero, no de esos gritos comunes por exclamación absurda o interrogación ingenua,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Edición digital