15 / 11 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Pensamiento, palabra y acción

Valora este artículo
(0 votos)

Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo comprende lo que se le dice de acuerdo con el caudal de conocimientos, información, sentimientos y representaciones implícito para él en la palabra dada. Por ello es que, un mismo texto es interpretado de diversos modos por distintas personas. Una palabra puede encerrar muchos pensamientos, sentimientos y vivencias, que en los lejanos años de infancia  solo designaba un solo sentido y nada más. El pensamiento necesita de la palabra para ser expresado. Las palabras tienen una influencia diversa sobre los hombres, condicionada por la cantidad de imágenes que un individuo puede asociar a determinado vocablo. La manera en que se empresa el pensamiento es lo que determina su repercusión en otra persona. “Las palabras y las combinaciones de palabras están vinculadas en nuestra conciencia con gran número de asociaciones extraordinariamente complejas y pueden hacer brotar desde el fondo de nuestra alma, todo un mundo de imágenes, recuerdos, sentimientos y representaciones. Pero eso depende de lo que haya en al alma y tras el alma del propio autor, y de la medida en que este domine el poderoso teclado del verbo que pone en acción las cuerdas sensibles de quienes lo leen…” (S. Marshak).

Pero el brote de la palabra no solo recurre a la memoria sino al estado de ánimo. La palabra violenta, furiosa, solo acude a la memoria cuando existen estados de ánimos irritables. En cambio, la palabra serena, cordial y apacible, se produce cuando estamos colmados de mesura y de ternura. Pues, la palabra  prudente y valiosa solo puede extraerse “de los profundos manantiales del hombre”. (Maiakovski). Por supuesto que, para exteriorizar expresiones fuertes, irritables, cargadas de odio y amargura se requiere de palabras simplonas, ampulosas y afectadas. Y claro…eso es lo más fácil, pero lo más difícil es hallar la palabra más sencilla y, a la vez, la más elocuente. Es que la palabra no es solo un medio para expresar el pensamiento; este, al adquirir vida en la palabra, puede influir sobre los sentimientos del hombre y completarse con ellos. Así el pensamiento mismo llega a ser no solo un medio de expresar, sino también de formar los sentimientos humanos. Separar el pensamiento de los buenos sentimientos es empobrecer tanto el pensar como el sentir del hombre.

En una sociedad dividida en clases contrapuestas en donde la mayoría de los hombres ocupa todo su tiempo en trabajos agotadores para conseguir un pedazo de pan, la tarea intelectual que demanda un pensamiento más desarrollado, ha sido siempre privilegio de las élites que además tienen los medios de comunicación a su alcance para enajenar y manipular y que se enfrenta a la masa de hombres dedicados exclusivamente al trabajo físico. En esas condiciones, para la gente pobre es muy difícil mejorar su vida, desplegar sus actitudes y, sobre todo, desarrollar su propio pensamiento y reflexiones. Todo será posible si se supera esa contradicción entre trabajo físico e intelectual. La vocación y la meta de cada hombre es desarrollar armónicamente sus aptitudes y, la más importante de ellas, es la facultad de pensar que se la desarrolla desde la etapa escolar en donde se familiariza con los diversos métodos de investigación que le ayudan a resolver sus propios problemas.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
4 décadas al servicio de la comunicación
Patricia Soledad Paladines Carrión Fue un 1 de noviembre de 1979, cuando salió a la luz por primera vez diario…
Escrito por
Desde la vuelta a la democracia hasta nuestros días: 40 años como testigo y parte de la historia
Jaime Cueva Pardo Hace cuatro décadas, el Ecuador había vuelto a la democracia, luego de varios años de dictadura; un…
Escrito por
“Cromos del mediodía” de José  Joaquín  Palacios
 Alfredo Jaramillo Andrade Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Es un poemario escrito y dedicado a Ezequiel Valdivieso, por José Joaquín Palacios, para despertar la…
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Edición digital