27 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

El ser humano más que tecnología

Valora este artículo
(1 Voto)

Joffre Daniel Minga

Nos encontramos en una época en donde los seres humanos buscamos alternativas que permiten reemplazar lo que se hace tradicionalmente y lo hacemos de una manera tecnológica, es decir, utilizamos herramientas que realizan el mismo trabajo, en menos tiempo o inclusive sin necesidad de hacer un esfuerzo físico. Por ejemplo, los chatbot usados por muchas empresas, es un programa informático con el que es posible mantener una conversación, tanto si se quiere pedir algún tipo de información o que lleve a cabo una acción, lo que evita que el cliente no tenga que ir físicamente.

Otro ejemplo es El e-commerce o las compras online, se han convertido rápidamente en parte de nuestro diario vivir. El consumidor y especialmente las nuevas generaciones, se descontrolan en ocasiones por el comercio en línea, por su facilidad y comodidad. 

Es claro que el desarrollo tecnológico permite un avance en todos los aspectos, pero también un retroceso de la comunicación que se hace frente a frente. La generalización de los mensajes instantáneos a través de dispositivos móviles y de las redes sociales, han cambiado radicalmente la forma de comunicarse y las relaciones interpersonales, y existe cierta preocupación sobre cómo esos nuevos hábitos afectan los encuentros cara a cara, que es uno de los actos más humanos, que escasamente se mantienen.

Las App han reemplazado lo que se hace en la vida cotidiana. Existen aplicaciones para pedir comida, para pedir un taxi, para pedir medicina, entre otras. Además, una nueva era en la que se habla del Internet de las cosas, una conexión con objetos más que con personas. Una inteligencia artificial que, aunque no reemplazará a la inteligencia del ser humano, ya hay resultados positivos sobre conversaciones estructuradas en torno a respuestas programadas.

Y así muchos casos que, desde un simple celular, el usuario se siente dueño del planeta, definiendo un estilo de vida, enfocado únicamente a su bienestar y no al de su comunidad.

Sin lugar a duda, la tecnología nos ha cambiado el diario vivir, pero claro, es el ser humano el responsable de su uso y el valor que les da. Se debe ser consciente que las tecnologías siguen y seguirán contribuyendo al planeta, pero jamás el ser humano debe olvidar el valor, la virtud y la esencia de lo que es, frente a ella, a la tecnología. (O).

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Lo que escribes
”Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Escrito por
Faltan pruebas esenciales señor Gobierno
Para ingresar al sistema educativo nacional, el Ineval se ha inventado la herramienta “Quiero ser maestro” que no es otra…
La muerte violenta está en todas partes, transita por las calles
Confesamos que dolor e impotencia nos causa una serie de accidentes de tránsito, que hoy por hoy, no hay día…
Gestionando por decretos...
Cuando era un joven estudiante de Liceo, solían contarnos una historia que se titulaba ‘Mensaje a García’. En líneas generales,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital