Imprimir esta página

La traición a los intereses viales de Loja

Valora este artículo
(0 votos)

En el fallido show montado por el ministro de Obras Públicas fue triste constatar que los intereses viales de Loja (la construcción de la vía de 4 carriles a Catamayo, a través de los túneles y sin  peaje)  carecieron de defensores.

El ministro no realizó una invitación pública y reunió a sus amigos bajo la suposición de que lo iban a aplaudir. No obstante se encontró con un auditorio que rechazaba el negociado del peaje privado, aunque claudicaba al aceptar simplemente la ampliación de la carretera actual.

La claudicación de algunos es más censurable todavía, porque proponen una alternativa al proyecto ministerial, para que se le construya a Loja una carretera de peores características, prescindiendo de varios aspectos técnicos, para reducir el costo a unos 60 millones de dólares.

Quiera Dios que este carnavalesco juego no prospere, que el gobierno desista de hacer la desafortunada ampliación, para que no se postergue por décadas la construcción de los túneles.

Ya tenía Loja la normativa por la cual el Estado estaba obligado a financiar la construcción de los 4 carriles a través de los túneles. ¿De quién o quiénes es la funesta iniciativa de arrebatarle a Loja sus derechos? ¿Se impondrá el cuantioso negocio privado del que se quede por 30 años con el chorro de plata del peaje?

Las bondades de nuestra exigencia son enormes: el tiempo del recorrido se reducirá considerablemente porque el trayecto será mucho más corto y se lo podrá cruzar a mayor velocidad, con más seguridad, con ahorro en pérdida de vidas, en tiempo, en combustible, en repuestos para los vehículos. ¿Por qué desprecian tan grandes ventajas? (O)

 

Inicia sesión para enviar comentarios