30 / 03 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Peligro inminente de colapso del IESS

Valora este artículo
(0 votos)

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, controversialmente a la esencia institucional de servicio, ha colapsado, por obvias razones de índole estructural, en los ámbitos: financiero, administrativo, técnico, de infraestructura etcétera; realidad caótica que afecta profundamente a sus afiliados, jubilados y a la totalidad del país.

La realidad actual es la de que el IESS, solo dispone de fondos para cubrir las pensiones jubilares hasta el año 2022, en razón de que, se requieren 4000 millones de dólares anuales para este requerimiento y el ingreso es únicamente 2400 millones de dólares, suscitándose un déficit de 1600 millones anuales que son cubiertos acudiendo a los fondos de reserva del rubro de pensiones, fondos que a diciembre del 2018 son de 6543 millones de dólares, cuando normalmente deberían ser de 15470 millones de dólares; en otro ámbito, en años anteriores, cada 8 afiliados solidariamente financiaban a un jubilado, hoy la relación es de que 2 afiliados financian a un jubilado; caso de no implementar las medidas conducentes, en el año 2050, colapsara definitivamente en todos su rubros.

La OIT, oportunamente advirtió de la hecatombe que ocurriría en la Seguridad Social, muy a pesar de ello existe un quemeimportismo, irresponsabilidad e indolencia del Gobierno Nacional, de los funcionarios del IESS, y una marcada apatía social; se requiere pugnar por establecer la autonomía del IESS, precautelar su patrimonio, propiedad de afiliados y jubilados y para evitar fatales consecuencias, realizar movilizaciones permanentes y aún retomar las acciones del año 2004, con la huelga nacional de jubilados, para inmolar nuestras vidas, por los derechos fundamentales institucionales de la salud, como una ley suprema de la humanidad.

Las causas originarias de esta catastrófica realidad son palpables y se visualizan así: La mora en el cumplimiento del pago de los valores que adeuda el gobierno al IESS (8000 millones de dólares); el aporte gubernamental del 40%, para financiamiento de las pensiones jubilares, actual y retroactivamente desde el incumplimiento (5000 millones retrasados); el acto inconstitucional de transferir 1200 millones de la cuenta o rubro de pensiones al de salud; la compra obligada por el Gobierno de Correa de bonos basura por muchos millones de dólares; la inclusión a los servicios de salud de los hijos de afiliados abultaron de 1 millón 500 mil usuarios, a 5 millones, sin el verdadero  financiamiento ni infraestructura; los numerosos actos de corrupción y dilapidación económica interna perpetrados por funcionarios del IESS; el manejo inadecuado de inversiones de la institución; proyectos no rentables sin garantías pertinentes, complejos turísticos, programas de vivienda que han sido abandonados por años, y una serie de desatinos, equivocaciones e incapacidades en los ámbitos financieros, administrativos, técnicos  etcétera.

Los correctivos y estrategias urgentes a implantarse son: pago de la deuda del gobierno, cumplimiento del 40% por el gobierno; transferencia de 1200 millones de la cuenta de salud a pensiones; la realización inmediata de un informe actuarial veraz; reformas pertinentes a la ley del IESS, despolitizándola y con realidades de protección y servicio eficiente a afiliados y jubilados; que el Banco del IESS (BIESS), maneje y se responsabilice por todos los bienes de la institución en lo monetario y bienes inmuebles; revisión y tecnificación  de funcionarios y empleados, en número y calidad, (Diciembre 2018, 35000 y actualmente 38000); que se establezca un vocal por los jubilados; que los vocales sean nombrados por elecciones universales de afiliados y jubilados, y que los vocales perciban dietas por sus sesiones, no sueldo fijo; que se retome los terrenos, proyectos y más inversiones fallidas y abandonadas, para recobrar los valores invertidos; que el incremento anual a las pensiones (enero de cada año) a los jubilados sea calculado de acuerdo a una ley, y no de acuerdo a la inflación, como se lo realiza actualmente, que constituye una burla y una mendicidad; los afiliados y jubilados deben ser accionistas del BIESS, medida justa y legal; finalmente, el IESS debe ser regido por profesionales en seguridad social, y no por empíricos o neófitos en la materia. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Un cuadro digno de ser visto
“Cuando salgo de viaje desaparezco del mapa. Nadie sabe dónde me encuentro. ¿En el punto del que partí o en…
El Señor en la tormenta
Cuando Jesús y sus discípulos cruzaban el mar de Galilea, se levantó una tormenta tan grande, que las olas cubrían…
La lectura del coronavirus desde nuestra inteligencia espiritual
Hoy más que nunca, frente a la pandemia del coronavirus, le estamos haciendo el quite a la muerte que muy…
El mito: divino o heroico
El Mito, nacido del ingenio, de la imaginación y de una suprema capacidad mental, para cruzar las barreras de lo…
El mundo en un chamico
A quién en estos momentos de angustia se le ocurre descubrir cómo es la tecnología del chamico, bueno, aunque no…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital