29 / 03 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Jardín de sueños

Valora este artículo
(8 votos)

En un extraño lugar donde el Quijote de la Mancha retocaba mis ideas, sentado frente a mí un altruista y solidario amigo de las letras, me hacía comprender con cada frase, un himno misericordioso de sueños, fuimos consumando el plan de degollar la mediocre forma del egoísmo que tenemos muchos jóvenes con los libros.


Fue aquel instante tan efímero, pero dejó en mi alma una inquieta voz que se venía de aquellos ojos, sentí que fue inspirado por la nobleza de ilustres hombres y mujeres que en cada palabra nos dieron aristocracia de cultura. Aquellos ojos de un joven que marcaba el detalle de la vida, la misericordia más prudente por su letrada compostura, y el carisma que solo poseen los jinetes de armaduras más fina para poder cabalgar en los prados donde  florece la escritura, ahí donde existen cascadas de músicas que alegran con esperanzas nuestras vidas, ahí donde vuelan las aspiraciones más nobles en forma de escultura y donde nuestras avideces se trasmutan en pintura.
Salían verdades y mentiras de muchos autores que a nuestras mentes se venían, sean novelas, cuentos, narraciones, ensayos, libros traducidos, libros inspirados, libros relatados con tinta de sangre y de historia, o de futuras cosas que muchos autores veían, de dogmas religiosos bien marcados y de ateísmos iluminados. Por momentos la reflexión de obras de comedia y de tragedia, de amores locos, absurdos y correspondidos, de guerras frías, planificadas o de quienes las idearon etc., venían como una lucha de diálogo preciso, así comprendíamos juntos que la lectura era nuestro más grato vicio, e incurrimos a apoderarnos de nuestra magistral faena cultural, cuyo legado más insigne corre en nuestras venas y fue ahí que decidimos sembrar un jardín de sueños, en donde los regaremos con la lectura, abonaremos con los valores que por linaje poseemos, bien sabíamos que no se puede hacer mucho, pero alguien apuntó “Si quieres cambiar el mundo empieza por ti”, afianzando el mensaje del escritor brasileño Paulo Coelho “El mundo cambia con tu ejemplo no con tu opinión”.
Los sueños que más han menoscabado la conciencia de cada ser humano, siempre fueron el resultado de aquellos otros sueños que otros soñadores mucho más magnánimos en sus sueños. En sus letras nos invitaron a soñar. Y así podría decir que es por ello que me gusta mucho esta frase "Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído", Jorge Luis Borges.

Modificado por última vez en Marzo 21 2015

Inicia sesión para enviar comentarios
Un cuadro digno de ser visto
“Cuando salgo de viaje desaparezco del mapa. Nadie sabe dónde me encuentro. ¿En el punto del que partí o en…
El Señor en la tormenta
Cuando Jesús y sus discípulos cruzaban el mar de Galilea, se levantó una tormenta tan grande, que las olas cubrían…
La lectura del coronavirus desde nuestra inteligencia espiritual
Hoy más que nunca, frente a la pandemia del coronavirus, le estamos haciendo el quite a la muerte que muy…
El mito: divino o heroico
El Mito, nacido del ingenio, de la imaginación y de una suprema capacidad mental, para cruzar las barreras de lo…
El mundo en un chamico
A quién en estos momentos de angustia se le ocurre descubrir cómo es la tecnología del chamico, bueno, aunque no…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital